Aracely Arámbula, el vientre que Luis Miguel necesitaba

Aracely Arámbula, el vientre que Luis Miguel necesitaba

Desde que empezó su carrera, Aracely Arámbula se distinguió por su lindo rostro, pero también por ser una mujer de origen humilde y de barrio a la que le costó muchos años adaptarse al mundo del espectáculo.

La Chule como muchas la llaman, inició, creció y desarrolló su carrera actoral en la escuela de Televisa y posteriormente en las telenovelas de la misma empresa.

Con una trayectoria de medianos logros, Arámbula era una actriz más del otrora Canal de las Estrellas. No figuraba. Tenía trabajo constante, pero nunca alcanzó – ni alcanzará- los niveles de verdaderas estrellas de las telenovelas como Verónica Castro, Lucía Méndez o Thalía.

El nombre de La Chule empezó a destacar poco a poco en la farándula mexicana, pero no fue hasta que se relacionó con Luis Miguel, cuando los reflectores se dirigieron totalmente hacia ella.

Fue en ese momento cuando Arámbula no supo controlar la fama y abandonó la sencillez y humildad que hasta ese momento la había caracterizado para convertirse en una mujer malagradecida, interesada y altiva.

Arámbula que hace unos días otorgó entrevistas para la promoción de su telenovela “La Doña” habló maravillas de varias cadenas televisivas, pero a Televisa que le dio de comer durante tantos años, ni siquiera la mencionó.

Aracely Arámbula es una mujer malagradecida que captó fama por ser el vientre que Luis Miguel necesitó para reproducirse y, ahora que tiene un poco más de reconocimiento, se olvida quién la vio nacer artísticamente y quién le mató el hambre por varios años… El dinero no da clase (Araceli sigue siendo un tanto naca), la educación no se mama, se hereda (Araceli es altiva y maleducada) y dicen que ser agradecido es de gente bien nacida (Aracely es malagradecida)… Los que saben, dicen que por eso la dejó Luis Miguel.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *