Catalina Creel dejó a todos boquiabiertos

Catalina Creel dejó a todos boquiabiertos

El pasado viernes finalizó “Cuna de Lobos”, provocando controversia entre la audiencia de Las Estrellas, pues no se esperaban un final como el que tuvo su protagonista Catalina Creel.

Y es que su productora Giselle González se distingue por darle un toque diferente a sus historias, como fue el caso de “Caer en tentación”. Para el crítico de televisión, Álvaro Cueva, fue prodigiosa la manera en que la productora le realizó un homenaje al clásico de los ochenta.

“Como usted recordará, en los últimos episodios de esta historia de Carlos Olmos sucedían muchas cosas muy emocionantes alrededor de varios asesinatos, de un avión y de una villana que se las sabía de todas, todas, incluyendo un remate que hizo que todo México gritara con un niño”, mencionó Cueva.

En este 2019, Catalina Creel resultó ser más hábil que la que interpretó la actriz María Rubio en el pasado, en el final del remake de “Fábrica de Sueños” sus personajes no se casaron de blanco, ni vivieron felices para siempre y la villana no recibió su castigo.

El desenlace se realizó con técnicas de cine, además de contar con aportaciones a nivel libretos, actuaciones, música, dirección y producción.

El periodista destacó el trabajo detrás de la producción: “No me quiero ni imaginar el sufrimiento de los editores para hilvanar semejante colección de imágenes grabadas ciento por ciento en locación con cámaras y lenguajes tan distintos. Esto no es lo que normalmente se hace en la industria de la televisión mexicana. Ni siquiera en las series que se le venden a plataformas como Netflix y Amazon Prime Video. Nos tenemos que sentir muy orgullosos de este trabajo escrito por Lily Ann Martín y Claudio Lacelli dirigido por Eric Morales y Juan Pablo Blanco”, escribió el crítico de televisión. 

Era de esperarse que el capítulo final detonará diversas opiniones como lo hizo en su estreno, algunos se molestaron porque no vieron en pantalla la obra maestra que protagonizará María Rubio, Diana Bracho, Rebecca Jones, Gonzalo Vega y Alejandro Camacho, mientras que otros consideraron que hubiera sido un error volver a contar la misma historia.

“Qué gusto que Cuna de Lobos siempre sea un pretexto para discutir, para debatir, para cambiar. Qué gusto que Giselle González se haya atrevido a realizar este proyecto y que lo haya hecho así, con ese reparto, con esas técnicas y con ese final tan diferente, tan digno, tan actual. ¡Felicidades!”, finalizó Álvaro Cueva en su columna. 

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *