En Televisa San Ángel, ya le buscan nuevo dueño a las oficinas de Lupita Jones

En la última edición de Nuestra Belleza México, Lupita Jones lloró a moco tendido porque le entregaron un reconocimiento especial por su carrera. A muchos, les pareció exagerado el llanto de Lupita y entre dientes, murmuraban que tal vez tanta lágrima era porque la ex reina de belleza ya estaba enterada de su despido de la empresa de Emilio Azcárraga.

Y así fue. A pocos días, la televisora se desentendió de la directora general de Nuestra Belleza y le quitó las oficinas y sus dos cajones de estacionamiento. Y ya andan en busca de nuevo dueño para que ocupen las oficinas de la cachanilla.

Es evidente que Lupita nunca pudo, o no supo, darle un giro al famoso certamen donde sólo logró coronar a Ximena Navarrete como Miss universo. De un tiempo para acá, jamás pudo convencer a ningún estado de la república para que patrocinara el certamen. A nadie le interesaba. Lupita se durmió en sus laureles y con todo y su corona, Televisa la mandó a su casa.

Los últimos días que se vio a Lupita Jones por Televisa, su arrogancia había disminuido notablemente y su séquito de acompañantes también andaban más sencillas. Tal vez les pudo mucho que Ximena Navarrete no las invitara a su boda. Ni siquiera a la propia Lupita que siempre se anota a cualquier evento y donde aprovecha cada momento para decir “Te presento a mi novio”.

Ahora las oficinas de Lupita Jones en Televisa San Ángel lucen vacías y apagadas, pero entre el personal de la compañía, no se ve que la extrañen mucho… Genio y figura, hasta la sepultura.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *