, ,

“Qué triste fue decirnos adiós” … la despedida de José José en México

“Qué triste fue decirnos adiós” … la despedida de José José en México

Aunque la mitad de las cenizas de José José se hayan quedado en Miami junto a Sarita, la llegada de la otra mitad a México se convirtió en una algarabía por parte de los fans quienes en todo momento manifestaron su cariño al “Príncipe de la canción”.

Fueron días tormentosos para Marysol y José Joel Sosa, pero finalmente lograron traer los restos de su padre para rendirle un merecido homenaje a uno de los artistas más queridos por los mexicanos.

Fue en un avión de la Fuerza Área Mexicana donde se transportaron los restos del cantante mexicano procedentes de Miami al Aeropuerto de la Ciudad de México. Aquí José Joel agradeció a las autoridades por el apoyo para traer los restos del cantante a México.

“Es un día muy bello para nosotros, quisiéramos agradecer primeramente al señor presidente, a la jefa de gobierno, a la Secretaría de la Defensa Nacional, al Secretario de Relaciones Exteriores, a la Secretaría de Cultura y al Consulado de México en Miami, gracias de verdad por lo que se logra, gracias a ustedes los medios, por habernos acompañado en travesía, en esta aventura, porque logramos el cometido, mi padre, nuestro príncipe José José ya está en México”.

Inmediatamente las autoridades de la Ciudad de México aplicaron un operativo de seguridad y vialidad en inmediaciones del Palacio de Bellas Artes, donde se rendiría homenaje a José José. A su entrada al recinto, las cenizas fueron colocadas en el vestíbulo del inmueble dentro del mismo féretro dorado que usó en el funeral en Miami.

Marysol y José Joel acompañados de su madre, Anel Noreña, fueron los primeros en montar una guardia de honor. Entre los asistentes estuvieron la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, Jorge Ortíz de Pinedo, Verónica Castro, Emmanuel Y Roberto Cantoral Jr, director general de la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), cuyo padre compuso “El Triste”. Durante tres horas, el público aplaudía y cantaba los más grandes éxitos de su ídolo.

Posteriormente, el cortejo partió rumbo a la Basílica de Guadalupe donde se ofició una misa a cargo de Monseñor Gustavo Moreno Bravo, canónigo de la Basílica de Guadalupe a las 14:13 horas.

 “Acuérdate Señor de nuestro hermano José Rómulo Sosa, concédele que, así como compartió la muerte con Jesucristo, comparta también la gloria de la resurrección”, dijo el canónigo. Esto hizo que los asistentes rompieran en un efusivo aplauso que conmovió a toda la familia Sosa Noreña.

Marysol Sosa, con el permiso de las autoridades eclesiásticas cantó la alabanza “Cara a cara”, de Marco Vidal, que causó los aplausos y expresiones de cariño de los reunidos.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, alrededor de 3mil asistentes acudieron al evento.

Continuó el homenaje en el Parque La China, de Azcapotzalco, donde se encuentra su estatua. Aquí decenas de seguidores ya lo esperaban a su ex vecino, el cantante vivió su niñez en la colonia Clavería.

Con música de fondo recibieron el cortejo, aquí los asistentes pidieron a José Joel cantar “Lo pasado, pasado”, uno de los más grandes éxitos de su padre y de las más grandes creaciones de Alberto Aguilera Valadez, mejor conocido como Juan Gabriel, autor de esta canción.

Luego de varios minutos de aplausos y muestras de cariño, los hijos de José José y su ex esposa se retiraron del lugar, al momento que se escucharon “Las Golondrinas”.

Finalmente, los restos del cantante serán trasladados al Panteón Francés, aquí se cumplió la última voluntad del “Príncipe de la Canción”, descansar junto a su madre, la señora Margarita Ortíz.

Cientos de personas de todas las edades y procedentes de varias ciudades del país ya esperaban en las inmediaciones del cementerio ubicado en la colonia Legaria para despedirse del ídolo de la música romántica.

 Apenas llegó la carroza fúnebre con los restos del cantante y el público se volcó en aplausos y porras en su honor. Anel Noreña, quien fue su segunda esposa, bajó los cristales del auto en el que viajaba y saludó a los fans quienes, para ese momento, le gritaban “¡Sí se pudo!”.

 Mientras sus seguidores entonaron temas como “El triste”, “Amar y querer”, “Me basta”, “Desesperado” y “Preso”, al interior del panteón se llevó a cabo una ceremonia privada con familiares y amigos íntimos del artista.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *